ONU Mujeres

Día nacional por la dignidad de las mujeres víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado interno

25 Mayo 2018

Redacción: ONU Mujeres Colombia

Decreto 1480 de 2014 de la Ley de Víctimas. En el cual la Presidencia de la República declara el 25 mayo como el Día Nacional por la Dignidad de las Mujeres víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado interno. Esta conmemoración surge en reconocimiento a la lucha de la periodista Jineth Bedoya, quien el 25 de mayo del año 2000 fue secuestrada a las puertas de la cárcel “La Modelo” de Bogotá, torturada y violada por sus captores, tres paramilitares del Bloque Centauros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), a los que investigaba para un reportaje del periódico El Espectador.

MENSAJE CLAVE: La prevención y la eliminación de la violencia sexual -tanto en la guerra como en la paz- es una prioridad para superar la impunidad, garantizar a las víctimas sus derechos y lograr que la paz sea sostenible.

Situación

La violencia contra las mujeres es un problema de la sociedad en su conjunto, afecta a todas las edades y es la violación más generalizada de los derechos humanos.

✓ Es importante reconocer que la violencia sexual no es un efecto colateral de los conflictos amados, sino expresión de la discriminación y violencia contra las mujeres y las niñas que son las principales afectadas por este delito en todo el mundo.

✓ Las personas migrantes, refugiadas y desplazadas internas son quienes se encuentran más expuestas a la violencia sexual o en menores posibilidades de buscar ayuda/ protección por su falta de acceso a los servicios sanitarios o sociales, a la justicia y a la protección policial.

✓ Las mujeres indígenas y aquellas pertenecientes a minorías étnicas o raciales enfrentan a menudo los niveles más elevados de discriminación, que atañe las dimensiones sociales, políticas y económicas. Al mismo tiempo, las mujeres con discapacidades y aquellas asentadas en áreas rurales enfrentan obstáculos en materia de infraestructura y comunicación. Situaciones que también aumenta el riesgo para ellas de violencia sexual.

✓ Toda mujer y cada niña tiene derecho a una vida libre de violencia. Sin embargo, alrededor del mundo, 1 de cada 3 mujeres enfrentan violencia a lo largo de su vida; 750 millones de mujeres se casaron antes de los 18 años y más de 250 millones han sufrido mutilación genital femenina, (Guterres, António, Secretario General de Naciones Unidas, en discurso público durante la conmemoración del 25N de 2017).

✓ Las defensoras de derechos de las mujeres están siendo atacadas a niveles alarmantes. Y la violencia contra las mujeres políticas impide el progreso de los derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales de las mujeres en el mundo.

✓ Al menos una de cada tres mujeres en el mundo ha sido víctima de algún tipo de violencia a lo largo de su vida. Fenómenos como la denuncia colectiva de mujeres víctimas de acoso a través del hashtag #Metoo o #YoTambién demuestran, por un lado, el carácter colectivo de la violencia sistemática que experimentan las mujeres en el mundo, pero también lo poco que habían sido escuchadas antes.

✓ De acuerdo con el Informe: La Guerra inscrita en el cuerpo “Informe Nacional de Violencia Sexual en el Conflicto Armado” (Centro Nacional de Memoria Histórica de Colombia, p. 26, 2017): “Las víctimas de violencia sexual han vivido en carne propia las vejaciones que se ejercen sobre sus cuerpos considerados disponibles, reducibles a objetos; esta violencia que permea todos los espacios sociales. En sus cuerpos están impresas las marcas de una sociedad que silencia a las víctimas, de un Estado incapaz de hacer justicia, de familias y comunidades tolerantes a las violencias de género y de un manto de señalamiento, vergüenza y culpa que impide que se reconozca la verdad sobre lo sucedido”

Justicia

Recomendaciones

El Estudio Global 1325 recomendó priorizar el diseño y la implementación de programas de reparaciones sensibles al género con impacto transformador, incluida la implementación de la Nota de Orientación del Secretario General sobre Reparaciones para la Violencia Sexual Relacionada con Conflictos. Fuente: Informe “Preventing conflict, transforming Justice, Securing the Peace”, 2015

El Estudio Global 1325 recomendó instituir medidas específicas para asegurar la participación activa de mujeres y organizaciones de la sociedad civil en el diseño, implementación, monitoreo y evaluación de mecanismos de justicia transicional, para garantizar que la experiencia de las mujeres en el conflicto esté incluida, así como sus necesidades particulares, que se cumplan las prioridades y se aborden todas las violaciones sufridas. Fuente: Informe “Preventing conflict, transforming Justice, Securing the Peace”, 2015

✓ El enfoque progresivo y continúo de informes que enfatizan los vínculos entre el empoderamiento político y económico de las mujeres y la protección contra la violencia sexual, plantean que esta es la única estrategia que reducirá de manera sostenible la ocurrencia de crímenes de violencia sexual relacionados con el conflicto, y que reforzará la cohesión social y la reconstrucción del tejido social en las comunidades afectadas por estos incidentes.

✓ Es necesario garantizar reparaciones para los/las sobrevivientes, como la única herramienta judicial que brinda reparación y la posibilidad de empoderamiento y no repetición. Y como la única medida de justicia que las mujeres sobrevivientes demandan a menudo.

✓ Es importante trabajar de la mano Gobierno y Sociedad Civil en la reintegración socioeconómica, la lucha contra el estigma y el énfasis en las poblaciones más vulnerables a la violencia sexual, como mujeres y niñas de minorías étnicas y religiosas, que viven en entornos de desplazamiento o de refugiados, o en áreas rurales remotas.

✓ Para ONU Mujeres es fundamental continuar destacando la conexión entre la violencia sexual relacionada con los conflictos a la agenda más amplia de mujeres, paz y seguridad, y su enfoque integral que incluye el empoderamiento y la protección de las mujeres.

✓ La violencia contra las mujeres y las niñas es inaceptable y puede evitarse con un enfoque integral que incluya la aprobación e implementación de leyes que protejan a las mujeres y las niñas, y el impulso de iniciativas para enjuiciar a quienes cometan delitos. La prevención debe comenzar a una edad temprana e incluir a los niños y hombres con el propósito de fomentar la tolerancia cero contra la violencia. Por otra parte, deben existir servicios integrales y accesibles para todas las sobrevivientes; estos deben incluir apoyo médico y psicológico, vivienda y asesoramiento jurídico, entre otros.

✓ En palabras del Secretario General António Guterres "La violencia sexual es una forma brutal de guerra física y psicológica enraizada en la desigualdad de género que existe no solo en las zonas de conflicto, sino en nuestra vida personal cotidiana. La persistencia de tales formas de violencia socava la paz y la seguridad y rompe los lazos comunitarios y familiares. La prevención de la violencia sexual debe seguir siendo una de nuestras principales prioridades”.

✓ En palabras de la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngucka, “La violencia sexual contra mujeres y niñas en países afectados por conflictos se está utilizando como táctica de guerra, con consecuencias devastadoras para las mujeres en todo el mundo. Esta forma de violencia busca desestabilizar a las sociedades, dada su capacidad de traumatizar a las personas, generar estigmatización y fragmentar los lazos familiares y comunitarios durante años, incluso después de que se haya logrado la "paz".

✓ Durante su discurso con motivo del 25 de noviembre de 2017, la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngucka, recordaba que “La prestación de servicios esenciales para las personas sobrevivientes de la violencia debe ser integral, multisectorial, libre de prejuicios, de buena calidad y accesible para todas las personas, sin excepción. Estos servicios constituyen la primera línea de respuesta para aquellas personas cuyas vidas se han visto truncadas; la dignidad y la seguridad de la persona sobreviviente deben ser las preocupaciones centrales de estos servicios”.

25 Mayo

Llamado a la acción

✓ La violencia contra las mujeres, incluida la violencia sexual, es fundamentalmente un ejercicio de poder. Solo terminará cuando la igualdad de género y el pleno empoderamiento de la mujer sean una realidad. Por eso se necesita hacer mucho más. Necesitamos una fuerte voluntad política, mayores recursos y una acción coordinada, pero sobre todo se trata de un cambio civilizatorio, de una reflexión reflejada en cambios activos y de comportamiento.

✓ La paz es una oportunidad extraordinaria para cambiar las estructuras de desigualdad que históricamente han impedido el pleno disfrute de los derechos de las mujeres. El Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición definió algunos mecanismos en la creación de un grupo de trabajo de género que contribuya con tareas específicas de carácter técnico, de investigación, preparación de audiencias, entre otras, para asegurar la transversalidad del enfoque de género en todo el trabajo de la Comisión de la Verdad, allí la violencia sexual será uno de los temas a narrar.

✓ El acceso carnal violento y otras formas de violencia sexual no serán objeto de amnistía, ni indulto, ni de beneficios equivalentes para los actores armados en el marco de la Jurisdicción Especial para la Paz y habrá una Unidad de Investigación y Acusación para estos casos. La reparación para víctimas de violencia sexual sigue siendo un desafío de la política pública para las víctimas.

En esta conmemoración queremos decirle a la sociedad colombiana:

  1. ALTO A LA IMPUNIDAD: Como sociedad debemos velar por que las mujeres tengan un acceso adecuado a las medidas de protección y atención previstas. Creemos además que lo que nos puede permitir poner fin a este flagelo pasa por: desnaturalizar y denunciar.

  2. NI UNA MÁS NI UNA MENOS: Tolerancia cero a la violencia contra las mujeres, una dupla fatal, que sigue estando en el núcleo de la violencia contra las mujeres es la: impunidad + tolerancia social. Si la sociedad no se compromete con la sanción 5 colectiva de las agresiones, es cómplice por omisión y ayuda a la reproducción de esta pandemia.

  3. Es RESPONSABILIDAD de TODOS Y TODAS, prevención primaria, concientización e incidencia.

  4. Una paz sostenible en Colombia amerita la erradicación de las violencias contra las mujeres Colombia vive un momento muy importante, la paz, una oportunidad para abrir puertas novedosas que permitan transformar estructuras de desigualdad que históricamente no han permitido el pleno disfrute de los derechos de las mujeres. Es necesario ver este momento de construcción de paz e implementación de los acuerdos como un escenario de oportunidad para acelerar el paso hacia la igualdad de género, como un camino hacia la NO Repetición.

NORMATIVA INTERNACIONAL PARA PREVENIR, ATENDER Y SANCIONAR VIOLENCIA SEXUAL

  • El derecho de las mujeres a vivir sin violencia está consagrado en los acuerdos internacionalescomo la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), en especial a través de sus recomendaciones generales núm. 12 y 19, 35 y de la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer de las Naciones Unidas y la convención de Belén do Pará.
  • A partir de la Convención para la eliminación de la discriminación contra la mujer (CEDAW), del reconocimiento de los derechos de las mujeres como derechos humanos fundamentales en la Conferencia Mundial de DDHH en Viena 1993, de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer de 1994, de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing 1995, el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia de 1993 y el Tribunal Penal Internacional para Ruanda a través de sus sentencias amplían el concepto de violencia sexual en los conflictos armados, sentando las bases para la Corte Penal Internacional y el Estatuto de Roma de 1998. Cuestión que termina llevando al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a reconocer el impacto y la importancia de la participación de las mujeres en el fin de los conflictos armados, así como en los escenarios de postconflicto y construcción de paz, con la Resolución 1325 de 2000; la cual es complementada con la Resolución 1820 de 2008 donde se aborda el tema de la violencia sexual en tanto problemática para la seguridad y el mantenimiento de la paz; en total existen seis (6) Resoluciones que dan seguimiento a estas. Por su parte la CEDAW en la Recomendación no. 30 de 2013, señala el papel de los derechos de la mujer en la prevención de conflictos, y como se ven afectados en los procesos de conflicto y posteriores a conflictos, siendo fundamental su prevención, la protección, reparación integral y acceso a la justicia.

Directora Ejecutiva ONU Mujeres

NORMATIVA NACIONAL

✓ Colombia ha desarrollado un marco legal ejemplar para abordar la violencia sexual relacionada con los conflictos, incluida la Ley 1719 sobre el acceso a la justicia para las víctimas y varias órdenes de la Corte Constitucional instando a las autoridades a abordar estos delitos. En respuesta, la Procuraduría General ha adoptado un protocolo de investigación sobre violencia sexual y ha desplegado equipos legales en 17 provincias afectadas. No obstante, solo el 2% de los 634 casos de violencia sexual relacionada con el conflicto documentados por el Tribunal Constitucional se han traducido en condenas hasta la fecha.

✓ Dentro de la normativa nacional para prevenir y atender las VCM: Ley 1257 de 2008, Ley 1719 para garantizar el acceso a la justicia de las víctimas de violencia sexual, en especial la violencia sexual con ocasión del conflicto armado de 2014 y Ley 1761 que tipifica el feminicidio como crimen específico sobre las mujeres.

✓ Ley de víctimas y Restitución de Tierras (Ley 1448 de 2011)

✓ Para la coordinación y ejecución de recursos destinados a los derechos de las mujeres, el estado cuenta con los CONPES (documentos del Consejo Nacional de Política Económica y Social), el Conpes 161 de 2013 corresponde a la Política pública nacional para la equidad de la mujer, el cual se complementa con el Conpes 3726 de 2012 que establece las metas del Plan Nacional de Atención y Reparación Integral a Víctimas, y de manera especial el Conpes 3784 de 2013 centrado en la política pública para la prevención de riesgos, protección y garantía de derechos de las mujeres víctimas del conflicto armado. Además, existe la Ley 1719 de 2014 para el acceso a la justicia de las víctimas de violencia sexual, con énfasis en las víctimas con ocasión del conflicto armado, donde se incluyen los delitos tipificados en el Estatuto de Roma dentro del código penal colombiano, y se establecen medidas para la investigación, la atención integral, prevención y reparación de estas víctimas.

✓ En el Acuerdo de Paz se incluye el enfoque de género, lo que se traduce en 100 medidas específicas de género en cada uno de los puntos el Acuerdo.

Ley 1257 de 2008 Sobre violencia contra las mujeres
Ley 1719 de 2014 Sobre violencia sexual con énfasis en violencia sexual en el conflicto armado
Auto 092 de 2008

A nivel nacional, la Corte Constitucional Colombiana, en seguimiento a la sentencia T025 de 2004 frente a la grave situación de vulneración de derechos de la población desplazada por el conflicto armado sanciona:

a) Describe todas las formas de violencia contra las mujeres que se exacerban en el conflicto armado b) Contiene medidas especiales en relación a la Violencia Sexual en el marco del conflicto e impone medidas para 183 víctimas de esta forma de violencia.

Auto 098 de 2013

b) Frente a la situación de lideresas y defensoras de DDHH víctimas del conflicto armado

Auto 009 de 2015

c) Donde se reiteran las afectaciones a las mujeres, especialmente quienes están en mayor vulnerabilidad como indígenas y negras/afrodescendientes, incluyendo a la población con orientaciones sexuales e identidades de género diversas (LGBTI), y de manera especial, se vincula la violencia vivida por las mujeres en el conflicto armado a las economía ilegales como el narcotráfico y minería ilegal.

Auto 737 de 2017 d) En seguimiento a los anteriores Autos, la Corte constata que la situación de violencia generalizada contra las mujeres, en medio del conflicto armado, no se ha superado; persisten las dificultades en el goce material y sustancial de sus derechos fundamentales, y los obstáculos en la respuesta del Estado (a lo que hace referencia con “bloqueo institucional”) a pesar de la existencia de un fuerte marco normativo. Dentro de los obstáculos señalados se incluyen los altos niveles de impunidad y el poco acceso a la justicia de las mujeres víctimas.

CIFRAS VCM EN EL MUNDO

Cifras Globales:

  • Al menos 1 de cada 3 mujeres han experimentado violencia física y/o sexual durante su vida.
  • Las mujeres representan el 55 por ciento de las víctimas de trabajo forzado y un 98 por ciento de las víctimas de explotación sexual. Globalmente, un estimado de 250 millones de mujeres y niñas han sufrido MGF en 30 países y 750 millones contrajeron matrimonio siendo niñas (250 millones antes de los 15 años de edad).

Los costos económicos de la violencia contra las Mujeres

  • 5.2% del Producto Interno Bruto (PIB) global (De acuerdo al estudio Benefits and Costs of the Conflict and Violence Targets for the Post-2015 Development Agenda).
  • La violencia doméstica y de la pareja íntima causan más muertes e implica costos económicos muchos más altos que los homicidios o las guerras civiles.
  • El costo directo del sistema de salud, asesoría y otros servicios relacionados, el sistema de justicia, el apoyo de bienestar a la niñez, así como los costos indirectos, tales como salarios, productividad y potencial perdidos son solo una parte de lo que las sociedades pagan por la violencia contra las mujeres.

CIFRAS VCM EN COLOMBIA

Violencia sexual:

  • El número de exámenes médicos legales por presunto delito sexual contra mujeres paso de 18.257 en el 2016 a 20.072 en el 2017, mostrando un incremento de denuncia del 9,0% (INMLCF, Observatorio de violencia - cifras preliminares 2017).

  • La mayoría de las mujeres víctimas por presunto delito sexual tenían entre 05 y 17 años (15.231), pero la mayoría de casos se concentró entre los 05 y los 14 (12.847) (INMLCF, Observatorio de violencia - cifras preliminares 2017).

  • En el 5.7% de los casos (1.158), el presunto agresor fue una persona desconocida, pero en el 63.8% de los casos (12.824) el presunto agresor fue un conocido o familiar (INMLCF, Observatorio de violencia - cifras preliminares 2017).

  • En el 16.7% de los casos (3.356) el escenario del hecho fue en lugar público, y en el 73.5% de los casos (14.768) el escenario del hecho fue un lugar privado “Vivienda” (INMLCF, Observatorio de violencia - cifras preliminares 2017).

Según información preliminar del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, durante el 2017 en promedio:

  • Cada día se reportaron 116 casos de violencia de pareja contra mujeres
  • Cada hora se reportaron 4 casos de violencia de pareja contra mujeres
  • Cada día se practicaron 54 exámenes médicos por presunto delito sexual a mujeres
  • Cada hora se practicaron 2 exámenes médicos por presunto delito sexual a mujeres

✓ Las cifras del Instituto Nacional de Salud, ya que estas corresponden a las atenciones por violencia de género en centros de salud del país, donde no siempre se activan las rutas de acceso a la justicia, y donde además existe una mayor cobertura y presencia que la que tiene INML. Reporta en el “Informe del evento de violencia de género en Colombia, hasta el periodo epidemiológico XIII, 2017”, las instituciones de salud del país registraron 74.016 casos de violencia de género contra mujeres, de los cuales 20.154 corresponden a violencia sexual (85% niñas menores de 18 años); 53.862 casos corresponden solamente a VBG con un aumento de 2.8% de notificaciones respecto a 2016.

✓ Por su parte, la Fiscalía General de la Nación, reporta 26.270 denuncias tomadas por violencia sexual en 2017 – según SPOA, corte a 15 nov. 2017 – donde solamente en un 17% se logró imputación, en un 13% hay acusación y un 5% cuenta con sentencia condenatoria. En estas cifras se incluye violencia sexual dentro y fuera del conflicto armado.

En el marco del conflicto armado, la violencia contra las mujeres y niñas se exacerba(1)

✓ De acuerdo con el Registro Único de Víctimas, con corte al 1 de mayo de 2018, existen 4.135.870 mujeres registradas como víctimas, 4.133.476 hombres, 2.149 personas LGBTI y 60.586 no informan su género (para un total de 8.332.081 personas registradas y de 10.128.894 de eventos). Dentro de los hechos victimizantes que generan una clara afectación a las mujeres es la violencia sexual, con 22.439 víctimas registradas. En contraste con los 1875 casos de hombres que sufrieron este flagelo durante el conflicto armado en Colombia.

✓ Del total de víctimas de violencia sexual registradas en el RUV, solamente 2.010 (9%) han participado en la “Estrategia de reparación integral de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas”, a través de la cual se brinda orientación sobre las medidas a las que tienen derecho y rutas existentes, incluyendo priorización para la indemnización; con indemnización – sin participación de la estrategia -, a octubre de 2017 se registran 7.099 (33%) mujeres y niñas víctimas de delitos contra la integridad y libertad sexuales.